Venus

Venus

jueves, 26 de abril de 2012

El hombre del traje de seda

"Nuestros deseos se ponen trabas mutuamente y en la confusión de la vida raras veces una dicha corresponde exactamente a aquel que la había reclamado".
Marcel Proust

     Camisa blanca, corbata negra, traje de seda. En la muñeca izquierda lleva un reloj, que siempre mira. Sale solo, le gustan el cielo gris y las calles vacías. La música baja y la comida fría. Es adicto al pensamiento y a la reflexión. Su mente es un cielo siempre en tormenta, un pantano gris. Escribe canciones y poemas de amor. Sonríe, pero su sonrisa es triste y enigmática. Observa, pero sus ojos son turbios y acuosos y no están aquí. El hombre del traje de seda llora por dentro, pues no conoce bien lo que hay dentro de su cabeza. Al hombre del traje de seda le asustan las personas de su alrededor, que gritan y hacen ruido y no le dejan pensar. No sabe por qué seguir viéndolos a todos, no sabe por qué seguir con todo esto. No encuentra un sitio en el que sentarse un rato para escucharse a sí mismo. El hombre del traje de seda es el fantasma de dentro de una mente insoportable.

3 comentarios:

  1. Hola Mario. Me quedo por aqui. Besos

    ResponderEliminar
  2. me encanta tu estilo, un placer conocerte!

    besos.

    ResponderEliminar
  3. vaya con el hombre,
    singular
    saludos desde Uruguay

    ResponderEliminar